¿Cómo relacionarse con los pensamientos automáticos negativos? Aportes de la TCC al bienestar

Todas las personas somos capaces de generar pensamientos en relación a lo que sucede en nuestro ambiente o contexto, como activos constructores de nuestra realidad solemos tener pensamientos constantes ligados a las creencias que tenemos sobre nosotros mismos, los demás o el mundo que nos rodea. Estos pensamientos en muchas ocasiones son automáticos, es decir aparecen sin que lo planifiquemos. 

Un pensamiento automático suele ser de carácter evaluativo o valorativo, rápido y breve, que aparece sin deliberación y tiene un gran impacto en cómo nos sentimos y nos comportamos ante una situación determinada. Este es el concepto básico detrás de la terapia cognitiva conductual.

“El modo en que las personas interpretan la situación ejerce influencia en las emociones y la conducta” – Aaron Beck (2000)-

 Entre los principales objetivos de la terapia cognitiva se encuentran la detección de pensamientos automáticos negativos producidos por la personas, la búsqueda de creencias cognitivas desadaptativas subyacentes y la creación de pensamientos más flexibles, adaptativos y generadores de cambio. 

Para comprender esto es necesario primero conocer en qué consisten los pensamientos automáticos. Estos: 

  • Llevan este nombre por el automatismo de estos pensamientos
  • Surgen en forma de autodiálogo interno o como imágenes con contenido visual ansiógeno. 
  • Aparecen como un reflejo
  • Son registrados como plausibles, válidos, sin críticas ni razonamientos críticos
  • Están ligados a creencias centrales que se presentan en modo de supuestos, reglas o normas. 

Las siguientes son algunas preguntas que te pueden ayudar identificar los PAN

–       ¿Qué pasaba por mi mente justo antes de reaccionar de esa manera?

–       ¿Cómo me sentía en ese momento? ¿porque creo que me sentí de esa manera?

–       ¿Qué imágenes o recuerdos surgieron en ese instante?

–       ¿Qué es lo que temo que podría ocurrir?

–       ¿Qué significan para mi, para mi vida, para mi futuro?

Es importante saber que estos, a pesar de ser automáticos y pasar casi desapercibidos, pueden ser modificados o flexibilizados hacia pensamientos más realistas/racionales y adaptativos. 

Un modo de desafiarlos es realizándose las siguientes preguntas:

¿Qué pruebas hay a favor de este pensamiento?

¿Qué explicaciones alternativas puede haber para este evento o situación?

¿Hay otro modo de enfocar esto?

¿Qué ventajas y qué inconvenientes puede tener pensar de esta manera?

¿Cuál es la probabilidad de estas otras interpretaciones?

Si las cosas fueran como pienso, ¿qué sería lo peor que podría pasar? ¿Cómo podría resolver la situación?

El modelo de psicoterapia cognitivo integrativo desde el cual el equipo de Tramas trabaja ayuda al paciente a abordar estas creencias disfuncionales para transformarlas en pensamientos más adaptativos y así influir de un modo más positivo en cómo nos sentimos y en consecuencia actuamos. 

Lic. Valeria Pierobon | MP 5956                                               Lic. Leticia Lorenzino | MP. 9818

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat